¿Por qué viajar de forma rural a una isla con estas playas?

oliva-plata-concurso-tenerife
Oliva de plata en el Concurso de Aceites de Oliva Virgen Extra del Cabildo de Tenerife
12 enero, 2021
Aceites-Concurso-Agrocanarias-2017-1
Mejor aceite de oliva virgen extra de Canarias 2021
12 febrero, 2021
Mostrar todo

¿Por qué viajar de forma rural a una isla con estas playas?

isla-fuerteventura-canarias

Fuerteventura es una isla famosa por sus playas turquesas paradisíacas de arena blanca. Sin embargo sus pueblos están llenos de visitantes y turistas.
Sabemos que, con el Covid, han llegado nuevas tendencias dirigidas hacia el turismo rural, el ecoturismo y hacia la sostenibilidad a nivel mundial sin precedentes,

Pero ¿Qué secretos y que razones tan diferentes guardan los pueblitos de esta isla?

Te los contamos:

1.CERCANIA A LOS ESPACIOS NATURALES
La Isla tiene playas pero también es Reserva de la Biosfera desde el 2009, en tierra, mar y cielo, tiene 3 Parques Naturales, lugares de interés científico, Monumentos Naturales y lugares únicos geológicamente que atrae a muchos ya que con sus 22 millones de años, es la abuelita del archipiélago y la primera en emerger. Su paisaje suave y moldeado refleja su edad.

2.LAS PERSONAS
Los majoreros son personas nobles, cercanas, hospitalarias y amantes de sus raíces. El storytelling no es un #tag de Instagram. Es la posibilidad de encontrarte por sorpresa con respuestas, con historias, con formas de vivir y con otras razones que te hacen entender profundamente este lugar que es diferente o similar a otro, pero es este al fin y al cabo.
Artesanos, museos y tradiciones se esconden por aquí hablando de un pasado vivo.

3.LOS CIELOS
La isla es Reserva Starlight protegida por la UNESCO. La despoblación y la calidad de los cielos, el clima y la época contaminación lumínica permite avistar fenómenos casi todas las noches del año. Sabemos lo difícil que es en las ciudades y en los lugares nublados mirar y entender el cielo.
Una estancia en el interior de la isla te permite no perderte mirar a tu alrededor en ningún momento, pero tampoco el cielo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *